Este artículo trata de dónde procede el dinero, porque es importante y una vez que esto se entiende, espero que se empiece a ver la creación del dinero como una oportunidad de oro para resolver muchos de nuestros males sociales.

Antes de empezar abordar la cuestión de la creación del dinero, necesitamos clarificar qué es el dinero.

Bien, ¿qué es el dinero?

Cuando pregunto a mis amigos, automáticamente rebuscan en sus bolsillos y sacan un billete o una moneda. Los que no me conocen muy bien, se protegen los bolsillos o los bolsos con la mano. Dinero físico. Eso que se puede tocar. A continuación hablan del dinero que tienen en el banco. El dinero que no es físico. Así que atendiendo lo que opinan mis amigos, el dinero consiste en una mezcla de cash y de números en una cuenta bancaria.

Para destacar la dificultad de definir lo que es el dinero, la Reserva Federal de Estados Unidos dice que

“no hay aún una respuesta definitiva, en términos de todos sus usos finales, a la pregunta: ¿qué es el dinero?”

US Federal Reserve

Esto es, dicha entidad admite que no hay una definición definitiva sobre lo que es el dinero.

“Aunque hay un acuerdo ampliamente extendido entre los economistas de que el dinero es importante, nunca se han puesto de acuerdo sobre cómo definirlo y cómo medirlo”


Miller and Van Hoose, Essentials of Money, Banking and Financial Markets

Los economistas hablan de M0, M1, M2 o M3. Estas son todas diferentes medidas del suministro del dinero, dependiendo de su definición. Así que la pregunta, en apariencia simple, de qué es el dinero, se estrella contra una respuesta sorprendentemente difusa.

Así que ignoremos que no podemos definir exactamente lo que es el dinero, y pasemos a examinar de dónde viene.

¿Sabemos de dónde viene el dinero?

En una encuesta realizada a más de 1000 personas, se ofrecían 5 respuestas alternativas:

  • Gobierno central
  • Banco central
  • Los bancos
  • Mercados del capital y financieros
  • Infraestructuras financieras globales

¿Cuál creen que es la respuesta correcta?

El 84% respondió que los gobiernos o los bancos centrales.

Instintivamente tenemos la impresión de que la creación del dinero es una función que corresponde al gobierno o a las instituciones gubernamentales. De manera intuitiva, esto tiene sentido y parece lo correcto.

¡Es falso!

Según los mismos economistas que tratan sin éxito de definir lo que es el dinero, hay consenso acerca de que el dinero físico representa solo un 3% de la más amplia definición del dinero existente.

3%

Entonces, ¿quién crea el 97% del dinero?

Los bancos. Menuda revelación. La creación del dinero no es una función del estado. La creación del dinero es una función de los bancos privados.

¿Y cómo crea un banco el dinero que suministra?

Los bancos simplemente prestan dinero que no tienen, creando así dinero. De esta forma, cuando pides un préstamo para comprarte un coche, firmas el contrato etcétera, y el banco sencillamente añade la cifra acordada en tu cuenta bancaria. Esto no se transfiere de otra cuenta que tiene cifras excedentes, no procede de una materia real cuyo valor le subyace. Es un acto de creación, se ha fabricado dinero nuevo que queda registrado en tu cuenta a través del mecanismo de la concesión de un crédito. Los bancos crean dinero concediendo créditos.

¡ZAS! Se ha añadido dinero nuevo al total circulante.

Vale, muy interesante, a lo mejor no lo sabía, ¿y qué?

Sabemos más o menos lo que es el dinero y quién lo crea. Aún así, los economistas ignoran quién crea el dinero en sus modelos económicos.

“Incorporar dinero a los modelos de crecimiento [económico] sólo oscurecería el análisis”.


Advanced Macroeconomics de David Romer (2006).

Es desconcertante ver que los economistas tienen la decencia común de estar de acuerdo al menos en que el dinero es importante, pero no incluyen la creación del dinero en sus modelos económicos.

¿Por qué debería importarme que los bancos creen el 97% del dinero que existe y que circula?

Es la falta de modelos económicos lo que hace que las entidades reguladoras regulen cosas equivocadas.

¿Y qué?

Creo que regular las cosas equivocadas propicia las crisis económicas globales. Las crisis económicas globales nos afectan a todos, y en el panorama político moderno tan fracturado de hoy en día, las crisis económicas traen crisis políticas. Creo que la próxima crisis económica generará mayor desorden social. ¿Hay algo que tenga mayor impacto negativo en nuestras sociedades que esto?

Un momento, eso fue un salto, de la creación del dinero a la regulación de los bancos. Cómo ha ocurrido.

Bueno, todos aceptamos que la creación del dinero es un núcleo fundamental en nuestras vidas, y una vez que sabemos que el 97% del dinero creado procede de bancos privados, es cuando se hace necesario poner el foco sobre cómo se regulan los bancos.

Vamos a echar un vistazo a la regulación bancaria moderna. Seguro que no te has levantado esta mañana de repente con ganas de leer acerca del tema!

La banca se regula a través de una serie de acuerdos globales llamados los acuerdos Basel. Se realizan a cargo del Comité de Supervisión de Banca (Basel Committee on Bank Supervision). Este comité está formado por los bancos centrales y los representantes de los cuerpos de regulación de la banca de los distintos países. Fundamentalmente los acuerdos Basel tienen el objetivo de asegurarse de que, cuanto mayor es el riesgo al que un banco está expuesto, mayor cantidad de capital necesita retener para salvaguardar su solvencia.

Esto se hizo efectivo en 1988.

1988 Basel I

Centrado en el riesgo del crédito, y en la clasificación del riesgo que pesaba sobre los bienes del banco. Tu hipoteca está clasificada con una ponderación.

2004 Basel II

Desarrolló un enfoque basado en tres pilares sobre la regulación bancaria:

  1. Requisitos mínimos de capital
  2. Revisión supervisada que generaba algo que suena muy complejo llamado el Internal Capital Adequacy Assessment Process (ICAAP, Proceso de Evaluación de la Adecuación del Capital Interno).
  3. Una disciplina de mercado que busca mayor transparencia, desarrollando una serie de requisitos de divulgación que permiten a terceras partes medir la adecuación del capital de un banco por su cuenta, en vez de depender solamente de los registros del propio banco.

2010 Basel III

Este acuerdo fue una respuesta a la crisis financiera del 2007/2008. Básicamente aumentaba el sistema vigente de los tres pilares forzando unos requisitos de capital mínimo mayores, mayores revisiones supervisadas, y mayor transparencia.

Las buenas noticias son que ahora entendemos conceptos nucleares de la regulación bancaria global moderna. ¡Enhorabuena! Sí todavía sigues leyendo, te saludo.

Supongo que ahora se empieza a entender que esto es importante, pero quizá el por qué esto es importante permanece un poco borroso.

Por un lado tenemos economistas que ignoran la creación del dinero en sus modelos económicos, y en el otro políticos que ignoran quien son los creadores del dinero cuando regulan la actividad económica. Esto no suena muy prometedor.

Basel II no funcionó. Todos sufrimos la crisis financiera del 2007/2008. La reacción de las entidades reguladoras fue aumentar los requisitos de Basel II y llamarlos Basel III.

Basel fracasó y tristemente predigo que volverá a fallar, y la respuesta será Basel IV con mayores aumentos de esos tres pilares. Lo cual predigo que fracasará también llevándonos a Basel V…

Echémosle un vistazo rápido a la historia moderna de los pánicos bancarios y las crisis bancarias sistemicas. Esta información la he sacado directamente de Wikipedia y no está completa, pero es muy ilustrativa. https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_banking_crises

Siglo 18

  • 4 crisis.

Siglo 19

  • 12 crisis.

Siglo 20

  • 17

Siglo 21

  • 13 en menos de 20 años.

Lo que encuentro verdaderamente chocante es cómo, después de siglos de experiencia acumulada en la regulación bancaria, las entidades reguladoras han fracasado en evitar las crisis bancarias. Peor, su número y su impacto están aumentando rápidamente.

El error fundamental del marco regulatorio Basel es que no contempla la creación del dinero. Centrándose en las ratios de capitalización de bienes de los bancos, las entidades reguladoras SIEMPRE irán por detrás de una valoración de riesgos incorrecta. Este riesgo se les hace aparente a los reguladores durante las crisis, y no antes. Las burbujas estallan antes de que el riesgo sea regulado.

Así que pensamos que sabemos lo que es el dinero, que viene de los bancos, y todos hemos visto cómo la regulación bancaria es inherentemente defectuosa.

Todo esto da un poco de miedo, ¿por qué decirlo?

Este es el motor económico más grande del mundo. Los bancos deciden quién se lleva todo el dinero nuevo que es creado, y así efectivamente deciden para qué se usa. Las tasas de interés y otras herramientas utilizadas por las entidades reguladoras son secundarias a este único factor.

Esto significa que la política económica efectivamente está en las manos de los bancos privados. Bancos que están bajo una incesante presión, que no para de aumentar, para que incremente el valor de las acciones a corto plazo, en vez de el valor económico a largo plazo.

¿Es este un artículo acerca del día del juicio final o del cielo cayendo sobre nuestras cabezas no? Mm, no. Hay una solución muy sencilla y eficaz que es técnicamente muy fácil de implementar, y que está justo delante de nuestras narices.

Las entidades reguladoras solo tienen que examinar los propósitos para los cuales está siendo creado el dinero, para qué actividades, en vez de ir tras la renovación de herramientas financieras, intentando actualizar la clasificación de riesgos y las ratios de capital. Algo que por su propia naturaleza nunca será correctamente actualizado antes de una crisis, incluso ni siquiera después de ella.

Déjenme explicar…

El efecto de crear dinero nuevo puede ser bueno o malo, según sus consecuencias.

La creación de créditos productivos es BUENA porque invierte en:

Nuevas tecnologías, productos, servicios y su base es el valor añadido. Resultado: crecimiento sin inflación.

La creación de créditos para el consumo es mala porque invierte en: consumo, pero no en más bienes y servicios. Resultado: inflación sin crecimiento.

La creación de créditos para compra de bienes es mala porque invierte en: créditos para comprar activos ya existentes, de modo que más dinero va a un mercado de bienes ya existentes. Resultado: inflación de bienes, ciclos de burbuja-a-derrumbe, crisis.

La creación de créditos tanto para consumo como para compra de bienes son actividades insostenibles. Aun así, los créditos para la compra de bienes, consumo y transacciones financieras componenen la vasta mayoría de la creación de dinero nuevo.

¿Por qué ocurre esto?

De manera ideal la nueva creación de dinero debería fluir hacia la creación de créditos productivos. Esto es, construir nuevas fábricas, invenciones, cualquier cosa productiva con un valor añadido medido GDP. Es extraño que todos los economistas estarían de acuerdo en este punto.

El problema es que a los bancos les resulta caro proporcionar créditos a la mayoría de la economía productiva. Porque la mayoría de la actividad económica productiva de las economías desarrolladas son las pequeñas y medianas empresas.

Para un banco es más eficiente en términos de coste proporcionar nuevos créditos a las multinacionales. De modo que un crédito de mil millónes de euros a una multinacional es mucho más barato de hacer que mil nuevos créditos a un millón a mil pequeñas compañías. Esto es tan obvio, que los bancos concentran su creación de créditos productivos en macropréstamos a este tipo de grandes compañías.

Esto deja a las pequeñas y medianas empresas (recordemos, la mayor parte de una economía) morir de hambre por falta de crédito.

La mayoría del dinero nuevo que se crea vía créditos se utiliza en la economia especulativa, en vez de en la economía productiva.

Ese es el problema. Ignorado por los reguladores, apenas entendido por los economistas, la creación del dinero es empleada para la especulación, generando crisis económicas para la mayoría de nosotros.

Los banqueros se encuentran atrapados en un juego imposible, como el de la música y las sillas. La nueva creación de dinero es la fuga económica que genera las crisis bancarias. De cualquier forma la presión en el valor a corto plazo de las acciones bancarias hace imposible que puedan reaccionar uno por uno. Aquí es donde la regulación debe entrar. La crisis se produce y la música se para, quedan menos sillas, y son menos los bancos que sobreviven a cada crisis.

Está concentración del sector bancario se reconoce por todos como algo llamado riesgo sistémico. Y es algo que debe ser evitado. Esta es la idea, que un banco se vuelva demasiado grande para caer, porque su caída arrastraría al resto de la economía con él. Aún así esto es exactamente lo que está pasando debido al modelo de regulación que existe hoy.

Creo que entender el verdadero papel de los bancos en nuestra economía y regular lo que hacen es una precondición necesaria para resolver muchos de los problemas mundiales, tales como

  • las crisis bancarias
  • el desempleo
  • los ciclos de negocio
  • el subdesarrollo
  • el agotamiento de recursos finitos
  • el estado de bienestar.

Por eso he escrito este post, y sólo tengo otra pregunta que dejaré sin contestar.

¿Los responsables de la regulación bancaria lo saben, o están negando la realidad?

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Pin It on Pinterest